Kiss After Running | Cheat Meal Fitness. Menú completo: hamburguesa, chips y ketchup fitness
16656
post-template-default,single,single-post,postid-16656,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

Cheat Meal Fitness. Menú completo: hamburguesa, chips y ketchup fitness

Cheat Meal Fitness Ketchup Heinz

Cheat Meal fitness alto en proteínas

Si no lo veo, no lo creo.

Siempre he tenido mis diferencias con esto de los “cheat meals“, también llamadas “comidas trampa”. Para muchos sirve de excusa perfecta para comer una o dos veces por semana todo lo que se les ponga por delante; y cuanto más guarro sea y más azúcar acumule, mejor que mejor.

Funciona como motivación y premio tras una semana de entrenamiento, pero para mí es una trampa, nunca mejor dicho. Una caída libre si te lo tomas como he dicho antes; como esa ocasión en la que te permites comer aquello que no comes desde que tenías unos cuantos años menos. Acumulas todos los snacks y bollería industrial que se te antoje y venga a darle a las grasas saturadas. Y es ok, por que a ¿quién no le gusta un dónut? Pero…¿uno?

Otra opción es tomarse esa comida libre como la ocasión en que disfrutas de ese plato que está fuera de tu dieta y que taaaanto te gusta, sin caer en una orgía de calorías vacías que no te aportan gran cosa. Esta es mi opción preferida, ya que con la primera siempre acabo pensando en eso de “from lost to the river” y en lugar de un cheat meal me marco un “cheat day“, y la liamos muy parda.

Así que pensando cómo podía preparar una buena comida libre sin sentirme culpable después, se me ocurrió crear este menú saludable, sano y divertido alto en proteína. Aquí tenéis el Menú McKiss.

Coged papel y boli porque estoy segura que más de uno y de una querrá probarlo.

Ingredientes:

Para el pan de hamburguesa: 3 claras, una lata de atún al natural, un poco de chía y linaza, hierbas aromáticas y pizca de levadura en polvo.

Para la hamburguesa: pechuga de pavo, un poco de ajo en polvo.

Para los chips: tofu firme y calabaza.

Ketchup Heinz 50. Un ketchup perfecto para los que buscamos opciones más saludables ya que tiene un 50% menos de azúcar y sal pero manteniendo el 100% de su sabor original.

1/4 de aguacate.

2 espárragos trigueros.

1 huevo entero.

 

Elaboración:

  1. Para hacer el pan de hamburguesa solo tienes que mezclar todos los ingredientes y triturar con la batidora. Llevas la mezcla al microondas durante 4 minutos a máxima potencia y listo. Si lo haces en un bol (el típico del desayuno) tendrás esa forma redondeada. ¡Será como un pan de hamburguesa! El toque final se lo darás con un golpe de horno unos 5-10 minutos para que se quede doradito.
  2. Hacer la hamburguesa es lo más sencillo. Picas la carne, mezclas con el ajo en polvo y el orégano (albahaca, hierbas provenzales…lo que quieras), añades una clara de huevo y le das forma de hamburguesa. Para ayudarme, utilicé un aro de inox, de esos que utilizamos para emplatar y con la sartén caliente, ¡a cocinar! No tiene ningún misterio.
  3. Chips de tofu. será lo que más tiempo te lleve pero es muy, muy sencillo. Por una parte tenemos los chips de tofu. Compra tofu firme (puedes conseguirlo en Mercadona) y lo único que tienes que hacer es cortar parte del bloque y, en primer lugar, retirarle todo el líquido que puedas. Apriétalo poco a poco ayudándote de un trapo de cocina limpio. Ejerce presión para que poco a poco vaya eliminando esa “agua”. Verás cómo se queda más fino si lo comparas con el resto del bloque que no vas a utilizar. En cuanto hayas quitado todo el líquido posible, empieza a cortarlo en tiras lo más finitas posible. Serán tus chips, así que cuanto más finas, más crujientes. Ve colocándolas en un plato y condimenta con las hierbas aromáticas que prefieras. Lleva al microondas 10 minutos, sácalas y dales la vuelta y vuelve a meterlas otros 7-10 minutos. Ve echando un vistazo para que no se quemen porque cada microondas es un mundo. Voilá, ya tienes tus chips de tofu. Fácil, ¿verdad? ¡Y sano!
  4. Chips de calabaza. Precalienta el horno a unos 160º-170º, arriba y abajo. Puedes cortar la calabaza longitudinalmente, haciendo “sticks” muy finitos o bien hacer lo que he hecho yo; cortar pequeños trozos triangulares muy, muy finitos. Ten cuidado si compras una calabaza pera porque al pelarla comprobará que la piel está bastante dura. Si optas por los sticks de calabaza puedes ayudarte de un pelador de patata y te saldrán perfectos. Una vez que tienes tus chips listos solo debes forrar la bandeja del horno con un trozo de papel de horno y colocar la calabaza rociándolas con un toque de aceite de oliva. ¡Cuidado con los excesos! Hornea durante 35 minutos y ve echando un vistazo de vez en cuando para que no se queme. Si es necesario, baja un poco la temperatura.
  5. Huevo a la plancha.
  6. Un par de espárragos trigueros a la plancha. Los he utilizado para dar el toque de color verde al plato.
  7. Corta un cuarto de aguacate para acompañar. Una fuente buenísima de grasas saludables, alto en vitamina D y rico en magnesio y potasio.
  8. ¡Ketchup! ¿Qué sería de un menú de hamburguesa sin un buen ketchup? Pues este que os enseño es la mejor opción para acompañar a tu burguer saludable ¡y con un 50% menos de sal y un 50% menos de azúcar! #KetchupHeinz50

Solo resta montar tu súper menú con hamburguesa con chips vegetales (todo, todito, todo hecho en casa) y acompañarlo por #KetchupHeinz50.

Mi descubrimiento: #KetchupHeinz50

 ¿Quién dijo que el ketchup hay que sacarlo de la dieta para llevar una vida saludable? Aquí tienes 4 razones para probar el nuevo Ketchup Heinz 50/50 y una sorpresa para tu bolsillo en forma de descuento.

Más saludable: si como a mí, te encanta salsear y darte a tus chips un toque de ketchup pero reduciendo calorías, esta es una gran opción. Tener un 50% menos de azúcar y sal lo convierten en el ketchup perfecto para no descuidar la dieta

Gran sabor: esta nueva versión del ketchup Heinz de toda la vida mantiene el sabor original y créeme, te sorprenderá gratamente.

50% menos de azúcar y 50% menos de sal: un aliado perfecto para aderezar y dar un toque a tus platos sin patear la dieta.

Multiuso: si lo piensas un poco, puedes utilizarlo en un montón de combinaciones. Creo que para la próxima agregaré un poco en la carne picada y montaré así mi hamburguesa.

¡Y con descuento! Si te animas a probarlo, utiliza este cupón descuento y ahórrate 50 céntimos 🙂

Ahora es tu turno.

¿Te animas a probar un #McKiss? ¿Y a versionarlo?

Déjame un comentario aquí abajo y cuéntame qué te parece mi Cheat Meal o cuál es tu comida trampa favorita. Prometo contestarte lo antes posible.

¡Besos!

Kiss After Running

¿Me ayudas a compartir esta receta?

APÚNTATE A MI LISTA Y RECIBE EN TU CORREO LO MEJOR DEL BLOG

Mariam Gª Veiga
mariam@kissafterrunning.com

Running, estilo de vida saludable y marketing online son los 3 ingredientes de mi cóctel favorito. Tienes carta blanca para abordarme sobre cualquiera de estos temas :) Yo estaré encantada de poder aportarte mi granito de arena.

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: