Mi primera lesión

by

Sí, ha llegado mi primera lesión.

No es que tuviese ganas de estrenarme en esto pero en algún momento tenía que llegar. Lo peor del tema es que ni siquiera puedo presumir de habérmela hecho después de correr 20k o un trail. No. Lo mío es muy triste. Me la he hecho jugando al paintball.

Por supuesto, todo está grabado y documentado gráficamente. En este caso no por mí, sino por las cámaras del programa de la tele en el que estoy participando. Cuando tengáis la ocasión de verlo con vuestros propios ojos comprobaréis que soy quien mejor se muere del mundo cuando recibe un balazo de pintura. Un realismo, un meterse en el papel…

En fin, que haciendo el payaso (cosa rara en mí) me lesioné. Al principio era un dolor muscular en el cuadriceps derecho. ¿Pero no era esguince? Sí, pero el primer toque de atención fue ese. En realidad no sé cómo me lo hice porque no recuerdo haberme torcido nada, pero creo que en un resbalón o en alguna de las ocasiones en las que me tiré al suelo para agazaparme detrás de un bidón y cargarme a alguna de mis compañeras de juego, se me fue la mano. O mejor dicho, se me fue el pie. Y es que esto de emular a la teniente O´Neil tiene un precio.

Y como soy más chula que nadie aguanté todo el santo día hasta que a las 05:20h llegué a mi casa (de grabar, lo aseguro!). ERROR!

Si alguna vez os lesionáis id cuanto antes a un especialista para que valoren el alcance de la lesión y no aguantéis durante horas con el dolor

Como os digo, al principio solamente tenía dolor muscular en la pierna y una pequeña molestia en el tobillo que achaqué a alguna de las caídas, pero a medida que pasaban las horas éste se hizo cada vez más agudo. Al final del rodaje no era capaz de apoyar el pie en el suelo y estaba completamente coja. Lo único que pensé fue “la San Silvestre!!!”

Y así llegó mi primera lesión. Algo que recordaré (sin nostalgia) en mi vida como corredora, como recordamos nuestra primera amiga, la primera canción, la primera colonia, Chispas! Sí, como en el anuncio de los 80.

Lo sé. La conexión entre un esguince y el spot de Chispas puede parecer extraño, pero estas fechas me ponen blandita.

Total, que al día siguiente, un domingo, me pasé algo más de 4 horas en urgencias para que al final me dijesen “nena, es un esguince”. Vaya por delante mi respeto a los profesionales de la sanidad pública española pero reconozco que no me sentó muy bien perder la mitad del día por un vendaje regular y la recomendación de pasar las siguientes 3 semanas alejada de las zapatillas de running.

Aunque tengo que decir que me fui, además de consternada, confusa. Y es que las recomendaciones de la enfermera no coincidían con las de la médico de urgencias. Anyway…lo más gracioso fue cuando la enfermera, muy atenta, me vendó el tobillo y con una sonrisa en la cara me suelta: “a ver si con un poco de suerte puedes ponerte los tacones en Nochevieja”. Le devolví media sonrisa y ladeé la cabeza como hace mi perro Ultra cuando ve algo extraño a través de la ventana del salón y le espeté: “tacones? No gracias. Lo único que me preocupa es no poder ponerme las zapatillas de correr”. No sé si solamente sonrió asintiendo por pena o porque le parecí una friki. En cualquier caso, tenía tantas ganas de volver a casa que me daba exactamente igual. Me levanté, y cojeando salí de la consulta rauda (que no veloz) y de allí directa al sofá.

Después de escuchar vuestras recomendaciones pedí cita en el fisio y fue mano de santo. Tras una sesión con una chica encantadora la cosa fue mucho mejor. El esguince es leve, y pese a que he tenido que estar unos días sin apoyar demasiado y que obviamente no puedo correr como a mí me gustaría, tras 10 días no hay ni dolor ni molestias.

Ayer fui a trotar por primera vez, poquito y despacio y con mis chicos. La cosa fue bien y sin molestia alguna. Así que poco a poco y con el paso de los días todo volverá a la normalidad (cruzo dedos). Eso sí, me noté muy pesada, pero creo que eso, más que por haber estado sin correr casi 10 días, se debe a las comidas, turrones y dulces propios de la época. Creo que me pesa más la retaguardia que las piernas…

Gracias a todos vosotros por vuestros ánimos y consejos. Los tengo muy en cuenta! y espero no tener que actualizar el blog para hablar de un empeoramiento o de una nueva lesión. Y si me invitan otra vez a jugar a paintball…iré, seguro; pero esta vez ni me tiro al suelo ni emulo a nadie en plan marine, que una ya tiene una edad 🙂

Aprovecho para desearos un Feliz 2015 lleno de buenos y divertidos kilómetros!

Kiss

0
8 Responses
  • Maqui
    marzo 25, 2015

    Mucho ánimo nena. Imagino lo que estarás pasando. Yo a lo largo de mi dilatada vida de runner he tenido pocas lesiones pero lo he llevado fatal. Con lo que cuesta coger la forma y lo fácil que se pierde. Además, para mi el correr tiene un efecto metal enorme, no poder salir a trotar era como sentirme como león encerrado.
    Ni te cuento cuando tras operarme de una hernia discal me tiré 6 meses en el dique seco… menos a la bebida me dí a todo. La bici, la natación, gimnasio…. nada como el correr. El correr es parte de mi vida, de lo que soy.

  • Pam
    enero 18, 2015

    A raíz de empezar mi blog y buscar sitios de temática similar te descubrí, al parecer nos motivó lo mismo para comenzar con un blog y me alegra ver que hay personas con mis mismas inquietudes, aunque estás más avanzada! jejeje Siento que te hayas lesionado y que por el momento hayas dejado de escribir, espero poder seguir leyéndote ahora que te he encontrado, saludos 🙂

    • Kiss After Running
      enero 21, 2015

      Hola Pam!!!
      He dejado de escribir momentáneamente. Estoy haciendo cambios en el diseño del blog y muy pronto (esta misma semana) habrá nuevas entradas.
      Yo también me alegro mucho de haberte encontrado y de tenerte por aquí, así que te pido que no te vayas muy lejos 🙂
      Un abrazo enorme y a por todas runner!!!

  • Chantal
    diciembre 30, 2014

    Jajajja siempre hay una primera vez, y no será la ultima, ya te lo aseguro! Es la consecuencia de esta adiccion tan buena que nos tiene enganchados como es el deporte, pero NO DRAMA! No hay mal que por bien no venga, YA ERES UNA DEPOrTISTA en toda regla! Y todo tiene solución!
    Me alegro que vaya bien, pero alerta a lo que te dije… Vas a tener que estar una buena temporada (aunque no tengas dolor, ni molestias y el tobillo funcione a las mil maravillas) haciendo preventivo para fortalecerlo y tenerlo bien entrenado y rápido para que te responda en 0,!!
    Cualquier cosa que necesites

  • Bea
    diciembre 30, 2014

    Ay Mariam que lástima….pero no te preocupes, que eso no es nada. Me recuerda a cuando corrí yo este año en un cross por un bosque de mi ciudad y a los trescientos metros me retorcí el pie. Como mi chico no paraba de animarme a seguir y no parar, me hice los 6 kilómetros pero al rato de parar, cuando me empecé a enfriar….no había quien me tocara el pie, parecía un botijo. Las primerizas somos así de brutas, ya lo sabes. Así que ahora a ir con calma y en nada a la rutina, esto quedará como una simple anécdota. Ah! Ya corro yo mañana la San Silvestre por ti, te tendré en mis pensamientos, jeje! Habrá más San Silvestres, seguro, seguro. Feliz comienzo de año llenos de kilómetros. Y besos!

  • Irene
    diciembre 30, 2014

    Claro que sí! Yo estoy igual que tú.. Y lo que más rabia me da es que no me lo hice tras 4 meses de entreno para la Maratón de NY no…. me lo hice calentando a la vuelta!

    Eso sí, hay mas deportes gracias a dios para que podamos seguir fortalenciendo!!

    Besos guapa!

  • novatillo total
    diciembre 30, 2014

    Ahora que no nos lee nadie te cuento una batallita. Yo una vez me hice un esguince. Sólo una vez. No tengo ni las más remota idea de cómo. Una pena. Perdí mi oportunidad de haber contado… Me hice esto “luchando contra un dragón” o “entrenando con Kilian Jornet” o “mientras corría mi enésima San Silvestre de ese día”…
    Pero nada, tenía dolor, hinchazón, o sea, esguince, sin saber ni de qué.

    Tú, por lo menos tienes una batallita que contar, con tu paintball “aniquilando” rivales… O sea que, mientras vas contando la batallita aquí, allá y acullá vas sumando tiempo de recuperación. Y eso es lo que cuenta. Es una lesión tonta, pero hay que cuidársela y cumplir los plazos… Calma…

    A todo esto no sabía nada de tu programa televisivo…. como diría una abuela después de una entrevista callejera… perdona majica, esto, ¿en qué canal lo echan?…
    ya me contarás.
    cuídate, o mejor aún, déjate cuidar
    un abrazo fosfy y feliz año

  • Manuel
    diciembre 30, 2014

    Jajajaja te ha pasado lo mismo que a mí cuando perdí mi primera uña….ainssss que recuerdos jajajajaj!!!!!
    Te deseo un Feliz 2015…sin lesiones!!!

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies