Kiss After Running | Para los desterrados del running
632
post-template-default,single,single-post,postid-632,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive
Para los que no pueden con el running

Para los desterrados del running

Hola runners!

mmmmm, bueno, a ver…yo soy yo, o sea…él. Vamos que yo soy él y no ella. Creo que mejor es que leáis la entrada para que os enteréis.

Hace 6 años decidí un buen día dejar el pádel y calzarme las zapatillas para ir a correr.

Para probar empecé a #correr en la cinta del gimnasio. Creo que tengo la carrera más meteórica y desastrosa de la historia del #running. En cuestión de días comencé a tener dolores en la rodilla izquierda.

Y como soy uno de esos que cometí, cometo y cometeré el error de que cuando uno tiene molestias, pues ración doble, decidí que lo que no me permitía hacer la pierna izquierda lo compensaría apoyando más en la derecha. Así que sobre la cinta era como un tío con pata de palo. Apoyaba suavemente la izquierda y la derecha como si fuese un elefante. Y ahí la liamos parda. Me hice una pequeña rotura de menisco que ya me impedía del todo correr.

Pasé unos 4 años sin hacer nada de deporte, hasta que un día me volvió a picar el gusanillo y una bombilla se me encendió en la cabeza “bicicleta”.

Me fui con mi Kiss, digo…con mi chica,  al Decathlon a comprarme una. Decidí tirar la casa por la ventana (o eso creía yo) y me gasté una buena pasta en una bici. Al final salimos de allí con dos bicis y el kit completo del globerillo y la globerilla ciclistas. Guardamos testimonio gráfico de aquel momento, pero su imagen con un casco de Hello Kitty mientras me regalaba una de sus muecas favoritas prefiero guardarla para reírme a pierna suelta en la intimidad 🙂

El primer día una salida alrededor de casa, toma de contacto. Menudo peligro que teníamos. Al menos recordábamos que había que agarrarse al manillar y no al sillín. Debimos recorrer como unos 2 kilómetros que, al menos a mí, me dejaron la sensación de haber terminado el Tour de Francia. Un par de salidas más ese mes de la misma distancia y mi chica empezó a poner excusas para no venir conmigo. Sin embargo, mi insistencia me llevó a que, pasados los dos primeros meses, fuese “capaz” de hacer 7 kilómetros. Eso sí, me hacía falta buena parte de la tarde.

Poco a poco fui aumentando las distancias hasta que un día llegué a hacer mis primeros 20 km. Al llegar a casa saqueaba la nevera y los siete días de la semana se parecían pocos para recuperar el dolor de piernas que me quedaba.

Un buen día dos amigos me pican para ir a una marcha que se disputaría cerca de casa. Eran 30 y pico kilómetros. Me apunté (inconsciente!).

En la salida empecé a ver la luz del mountain bike. Todos con unas bicicletas de marcas rarísimas, algunas con unas suspensiones para las ruedas traseras inexplicables… menuda mierda de bicis, me dije. Y en medio de toda esa montaña de hierros, yo. Allí estaba, más chulo que un ocho con mi bici del Decathlon y con mis 20 km semanales. Sentí que me los iba a merendar a todos.

Lo mejor es que no cuente nada de lo que allí ocurrió, os podréis imaginar. Pero completé la ruta y me fui a casa con la sensación de ser un superhombre.

Me picó el gusanillo y comencé a pensar cómo podría mejorar. Bici con suspensión trasera… ahí está la solución, seguro!

Segunda bici y segundo error de compra. Empecé a hacer poco a poco más kilómetros hasta los 30 km semanales. Un buen día trasteando por internet doy con un club de mountain bike de mi ciudad. Me apunté a una de sus salidas. Iban a hacer cosa ligera, según decían ellos claro.

Para los que no pueden con el running

Se trataba de subir un montecito cerca de Santiago y vuelta a casa. Sólo puedo decir una cosa: vi la muerte. Creo que hasta buitres sobrevolaron mi silueta. Aquellos no eran hombres, eran máquinas!! Desde la salida fui preocupándome sólo de respirar, no había aire suficiente en todo el monte para mí. Y los tíos charlando tranquilamente como si nada pasara. Otra experiencia horrible que o bien hace que abandones o que te adaptes.

(Llega el momento de dedicar unas palabras a mi chica) Sí cariño, tienes razón. Soy un cabezón. Así que decidí adaptarme. Comenzó mi etapa de entrenamiento ruso. Salir y hacer kilómetros como un animal todos los días que podía. Pasé en 5 meses de hacer 40 km semanales a hacer más de 200km. Era una época en la que tenía tiempo y lo sábados salía de casa a las 8 y volvía… pues volvía cuando volvía.

Contactar y salir con gente que tiene experiencia te ahorra muchos disgustos y porque no, también dinero. Imagino que esto es igual que en el mundo del running. Lo mejor es aprender de quien tiene más experiencia que tú. Así que siguiendo los consejos de esta gente (la verdad es que es una gran familia) a la tercera fue la vencida. Me compré una bici que resultó ser la definitiva. Y seguí con mi entrenamiento ruso. Desde aquella primera marcha en mi bici del Decathlon pasó menos de un año y conseguí acabar una maratón de 150 km con más de 5.000 metros de desnivel en una inesperada décima posición. Marcó el fin de mi etapa de entrenamiento ruso.

Afortunadamente 🙂  las circunstancias de mi vida cambiaron y pasé a tener menos tiempo para la bici, así que llegó la hora de probar el entrenamiento planificado. Comencé a seguir un plan de entrenamiento que conseguí en una web. Pese a ser bastante irregular a la hora de seguirlo, conseguí unos resultados parecidos a los del año anterior. Sólo fui a una carrera, pero completé uno de los mayores retos hasta la fecha. Completar el camino de Santiago desde Ponferrada hasta Santiago, un total de 215 km en 11 horas… y no, no hice trampa, con la bici de montaña y siguiendo el camino original, mal pensados.

la bicicleta, tu aliada perfecta si no puedes correr

Este año decidí seguir perfeccionando mi método de entrenamiento planificado. Dos meses que llevaba y empezaba a andar muy bien hasta que se cerró el círculo.  El menisco tocado años atrás en mi paso fugaz por el running dijo basta y ahora me encuentro con una rodilla operada y con más ganas que nunca de volver a subirme a la bicicleta.

Así que si eres como yo, uno de los desterrados del running, siempre puedes probar la bicicleta y aquí voy a hacerte mi aportación desde la experiencia. Infórmate bien antes de comprar una bici. Si no lo tienes claro no te gastes un pastón, una de segunda mano será perfecta. Y para empezar entrenamiento ruso, hará que te enganches a este maravilloso deporte.

Y ahora me despido como ella, aunque en mi defensa alegaré que soy bastante menos ñoño (espero que no me lance una de sus zapas a la cabeza cuando lea esto).

Kisses & Love my friends!

Mariam Gª Veiga
mariam@kissafterrunning.com

Running, estilo de vida saludable y marketing online son los 3 ingredientes de mi cóctel favorito. Tienes carta blanca para abordarme sobre cualquiera de estos temas :) Yo estaré encantada de poder aportarte mi granito de arena.

15 Comments
  • Vainilla
    Posted at 00:56h, 10 Agosto Responder

    Me acabo de partir de la risa con el post de tu novio jaaajajajaj cuando leí lo de…vi la muerte…jajajaja afortunadamente ahora estará en muy buena forma, ains que identificada me siento …tengo cinco bicicletas en una habitación, dos de ellas son mías …jejejej mi novio es un enamorado de las btt bueno y del ciclismo desde los ocho años (lo adoro ains), y yo voy por la quinta semana de entrenamiento running y la cosa avanzaaa, lento, pero avanza, tenemos muchos puntos en común, también somos gallegos, da gusto encontrar a personas tan simpáticas como vosotros, te sigo a diario!! Mil gracias por los consejos, un saludo!

  • Diego
    Posted at 11:37h, 12 Febrero Responder

    Afortunados que sois muchos que sólo cometeis errores al principio. Yo sigo todavía equivocándome, pero por otra parte es lógico, cada vez pruebas cosas nuevas y probando te equivocas. Eso sí, el día que deje de equivocarme voy a andar más que una moto!!!!

    • Kiss After Running
      Posted at 11:48h, 12 Febrero Responder

      Ya estás como una moto, pero si me acompañases a la sala de pesas seguro que tendrías unos progresos espectaculares.
      Un beso baby, y gracias por tu colaboración!

  • Novatillo Total
    Posted at 09:38h, 12 Febrero Responder

    Lo primero de todo. GRACIAS. Me he echado unas risas, y a estas alturas de la película el kilo de risas está caro en el mercado 🙂
    Por otro lado. Creo que tu “pedrada” biker y cualquiera de nuestras “pedradas” runner son perfectamente paralelas. Si tuviera que poner por aquí los errores que he cometido corriendo necesitaba “okupar” el diario de KAR un par de meses.
    Eso sí, me voy a pasar al entrenamiento ruso (aunque incluya estancias invernales en Siberia) porque vaya nivelón has cogido….;)

    • Kiss After Running
      Posted at 09:45h, 12 Febrero Responder

      Hola Novatillo!
      Qué alegría verte por aquí de nuevo. Ya he tomado las riendas del blog 🙂 así que a lo comentarios contestaré yo (pequeña dictadora).
      Quién no comente errores?, si los tienes tú que eres un pro, imagínate yo. Pero, francamente, me da igual.
      Solamente falla quien lo intenta, así que es más que probable que siga fallando.
      El biker que tengo en casa es un espejo en el que mirarme. Reconozco que más de una vez he echado un grito al ver que son las 3 de la tarde y el hombre sin aparecer, y cuando tiene a bien dar señales de vida hace acto de presencia con más pinta de minero que otra cosa.
      Pero ver su esfuerzo también ha sido el empujoncito que necesitaba para empezar a practicar deporte.
      Ahora me queda aficionar a Ultra al canicross.
      Menudo trío que somos!
      Besos mil a ti y a la Novatilla y mucho mucho ánimo en el entrenamiento para la gran cita!!!

  • Patri
    Posted at 23:26h, 11 Febrero Responder

    Tengo que deciros que estoy superorgullosa de vosotros dos, y ya me gustaba leer sus vivencias, pero leer las tuyas me ha emocionado.AMOR DE HERMANA. Seguír corriendo,pedaleando y contando,estare atenta.MUACCCCC

    • Kiss After Running
      Posted at 09:35h, 12 Febrero Responder

      Hola Patri,
      Tengo que pedirle a este hombre una colaboración de vez en cuando para los amantes de la bici 🙂
      Desde aquí, un abrazo muy fuerte.
      Saludos bella!

  • Charcodelocos
    Posted at 23:01h, 11 Febrero Responder

    Woooo qué casualidad!!! Mi chico también es biker y llegó a la BTT por una rodilla maltrecha jajaja

    Me gusta eso de dejar el blog en otras manos por una vez 🙂

    • Kiss After Running
      Posted at 23:05h, 11 Febrero Responder

      Hi Charcodelocos!
      Siempre he visto el blog como una forma de entablar una conversación lo más directa posible con quien me lee.
      Y creo que por eso escribo como si estuviese hablando 🙂
      Las entrevistas, esta colaboración, las encuestas, y cualquier otra cosa que se me ocurra siempre la introduzco pensando en que el blog sea lo más “interactivo” posible.
      Muchos bikers llegan así a las dos ruedas. Las rodillas son siempre el punto débil.
      Muchas gracias por tu comentario y espero verte de nuevo por aquí.
      Un abrazo!

  • Míriam
    Posted at 22:11h, 11 Febrero Responder

    Sodes uns cracks os dous! Eu non podo seguir os vosos consellos nin para correr nin para a bici, por prescripción médica, pero sigo as recomendacións deportivas e danme forza os vosos ánimos na piscina… 🙂

    • Kiss After Running
      Posted at 23:02h, 11 Febrero Responder

      Jajaja,
      Bueno y eso que no te he contao que en verano hemos pensado hacer el Camino de Santiago de bici.
      Bueno…mejor dicho en tándem. Si nada lo impide, después de la súper cita de agosto nos vamos a recorrer kilómetros.
      Mucho ánimo en la piscina. Es una de mis muchas asignaturas pendientes 🙂
      Un abrazo enorme

  • Estefania Fernandez
    Posted at 20:59h, 11 Febrero Responder

    Qué forma tan símpatica de contar las cosas!
    Bueno saber que hay vida más allá del running!!! jejeje.
    Bromas aparte, la bici es siempre una buena elección, tanto si las rodillas te dejan correr como si no. Mi salidita en bici semanal no hay quien me la quite. Y en cuanto a los errores… cuantos menos mejor, pero alguno siempre tiene que haber para aprender de él. Saluditos parejaaaaa!!!

    • Kiss After Running
      Posted at 22:59h, 11 Febrero Responder

      Gracias Estefanía,
      Me alegra mucho que te haya gustado la entrada.
      Poco a poco iré subiendo contenido interesante más allá del running.
      Siempre aporta otra visión y creo que completa el blog 🙂
      Esos saludos serán dados.
      Un abrazo bella

  • DafneLuna
    Posted at 19:43h, 11 Febrero Responder

    Muy buena entrada, e instructiva! Creo que todos comentemos errores al principio, pero de ellos se aprende también! Me ha encantado esta colaboración.

    • Kiss After Running
      Posted at 19:45h, 11 Febrero Responder

      Muchas gracias DafneLuna!
      Espero que haya alguna más y así podamos aprender todos.
      La verdad es que de los errores es de lo que se aprende. Es mi caso 🙂
      Un abrazo

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies