¿Quién es Kayla Itsines?

by

Como buena instagramer que se precie sigo a un buen número de cuentas patrias pero también echo un vistazo a otras tantas anglosajonas. A fuerza de verlas aquí y allá me di cuenta del boom de los típicos “antes” y “después”; una tendencia que mucho habéis empleado, ¡que os he visto!
Sin duda, es una buena forma de automotivarse cuando las fuerzas flaquean. A menudo nos impacientamos ansiando cambios que parecen no llegar nunca, pero cuando echamos la vista atrás y vemos una foto nuestra hecha semanas atrás… wow.

Y es que los cambios, aunque sean pequeños, llegarán; eso sí, siempre y cuando nos hayamos portado lo suficientemente bien.
De pronto, un buen día, entre las actualizaciones de la gente a la que sigo, surgieron unos after & before muy especiales. Los cambios en los cuerpos de las chicas (porque siempre se trataba de mujeres) eran realmente espectaculares y siempre aparecían acompañadas de un texto en el que juraban haber sido capaces de convertir un cuerpo “fofisano” en un cuerpo bikini. ¡Y en nada menos que en 12 semanas! Lo que traducido al sistema métrico cristiano son 3 meses.

De fofisana a cuerpo bikini en 12 semanas, ¿pero cómo?

Lo mejor del tema era que para llegar a ese estado de gracia al que básicamente toda mujer que conozca aspira (ya sea en mayor o menor medida) solamente se necesita un entrenamiento de 28 minutos y que encima puedes hacer en tu propia casa.
Entonces…¿qué estaba haciendo yo en el gimnasio 5 veces por semana y levantando peso como si no hubiese mañana?

Soy curiosa, muy curiosa (léase curiosa que no cotilla). Tenía que investigar más a fondo lo que podía ser el descubrimiento del siglo XXI después de las impresoras 3D (que desde que he visto que a un niño sin mano le han implantado una prótesis creada por una de estas maquinitas sigo anonadada. Y es que en el fondo, ver que todos estos adelantos tecnológicos sirven para mejorar la calidad de vida de las personas me reconcilia con la humanidad).
Perdón, que me desvíe del tema. Esta incontinencia léxica que arrastro tiene que ser consecuencia de haber estado tanto tiempo sin publicar, ¡seguro! Estoy como loca por contaros cosas.

El tema es que una tal Kayla Itsines, una entrenadora personal australiana, ha resultado ser la creadora de este método casi milagroso. Una chica muy joven y muy mona (aunque confieso que para mi gusto personal está pelín flaca) que no se cansa de animar a la gente a que pruebe su Bikini Body Guide.

¿Bikini qué? Bikini Body Guide.

Si todavía no has oído hablar de esta guía grábate estas tres palabras en tu cabeza: Bikini Body Guide.
Y aunque estoy segura de que ya las has leído medio millón de veces en las redes sociales, por si eres de las que vives bajo océano o en la montaña más recóndita del planeta y no te llega la wi-fi, que sepas que la guía de la señorita Kayla Itsines ha vendido decenas de miles de copias en todo el globo (aunque esto no tiene porqué significar gran cosas. Recordemos que Dan Brown también vendió 57 millones de copias de su Código Da Vinci y de ahí a que sea una obra destacada de la literatura contemporánea hay un trecho). Pero sí, has leido bien y no, no exagero.

El vehículo perfecto para convertir esta guía en un fenómeno ya no viral sino global, Instagram.
Y a decir verdad, admiro a esta muchacha por su enorme inistencia en animar al personal a llevar un estilo de vida saludable. Esto siempre es ok y lo aplaudo como la que más pero no hay que olvidar que su producto se ha convertido en una máquina de hacer dinero de forma cuasi industrial. Y tampoco por esto voy a criticar o tirar abajo su trabajo. ¡Ojalá yo también fuese capaz de dar con la gallina de los huevos de oro! Así que al César lo que es del César y a Kayla lo que es de su director de marketing.

¿En qué consiste la BBG?

En la era de los acrónimos, las etiquetas y el ansia viva que tenemos todos por economizar cuando escribimos, la Bikini Body Guide es conocida como la BBG (a partir de ahora haré referencia a ella con esas siglas).
Está en inglés y, por el momento, sólo en inglés. Pero lo cierto es que si has visto algunos de los vídeos de Muzzy y tienes conocimientos básicos en la lengua de Shakespeare, podrás seguirla sin problema. Además, un secretillo, casi no hay texto. Puedes seguirla igual que la Cuore cuando cae en tus manos, mirando las fotos.

En total, 12 semanas de entrenamiento en las que ses cruzan rutinas y ejercicios de fuerza con cardio light y HIIT (que para quien no lo sepa aún esto es High Intensity Interval Training. Ale, a darle trabajo al señor Google y a buscar).

Para que puedas hacerte una idea de lo que vas a encontrar en el interior de la guía, este botón:

Workout Bikini Body Guide de Kayla Itsines

¿Dónde puedo conseguir esta biblia del fitness moderno?

Fácil, en la web de la señorita Kayla; web que te animo que la visites. Como profesional del marketing digital me maravilla cómo con un diseño tan secillo ha conseguido tanto.

Por supuesto una guía así no podía costar 3€. Olvídate de precios populares. Si quieres un cuerpo bikini, nena saca la visa y paga. Pero vaya, que qué quieres que te diga…“just google it”. Y no te digo más.

¿Me la compro o no? Mi recomendación.

Vale, vayamos por partes.

  • Si eres una de esas mujeres con una vida sendentaria o no estás habituada a hacer actividad física ni te la recomiendo ni es para ti. ¡Ojo! puede serlo dentro de muy poco, pero antes debes marcarte como objetivo empezar a moverte ya. Así que take it easy.
    No te lleves a engaño con eso de que con media hora al lista ya está. Son 30 minutos en los que no paras y el esfuerzo es importante, así que antes de comprar nada asegúrate de tener una pequeña base aeróbica para no desfallecer. Y aún así sudarás como un pollo. Te lo digo yo.
  • Si ya tienes una buena forma física y estás acostumbrada a un entrenamiento de fuerza, sustituir tu rutina por la BBG no será un buen business. Posiblemente se te quederá corta. Y es que este es el mayor defecto que le veo a la guía; echo de menos más trabajo con cargas.
  • Si eres una tía “normal”, que va al gym de vez en cuando, busca mantenerse activa y no quiere complicarse la vida, entonces es ok. Como ya he dicho, animar a seguir una vida saludable incorporando el deporte y una alimentación sana es siempre un tremendo acierto que tanto cuerpo como mente agradecerán. En esto no hay discusión posible.

 

Ahora únicamente me falta contar qué tal me ha ido a mí con la Bikini Body Guide, cómo lo he llevado, si los cambios prometidos llegan, o cómo la he compaginado con otros tipos de entrenamiento. ¡Ah! y la alimentación. La guía recomienda seguir una dieta que le va como anillo al dedo. Adivinad quién es su creadora. ¡Claro!, la señorita Kayla.

Pero queridos, esto será en la próxima entrega.

¡Espero vuestros comentarios!

Kiss(es)

0
6 Responses
  • Jessica
    agosto 30, 2015

    Primero de todo Miss felicitarte por este maravilloso blog te sigo en Instagram desde hace tiempo y la verdad eres una chica de admirar. Respecto a la BBG me ha encantado tu reflexión xq la verdad sigo a kayla de de hace tiempo también y desconfiaba un poco que fuera realmente efectivo, ya sabes que la industria con tal de vender…pero viendo lo que dices y mi perfil de chica este mes de septiembre me animaré a comprarlo porque ya he perdido muchos quilos 13 para ser exactos pero aún me quedan 6 y me está costando bajarlos y necesito un choque para salir de la rutina y que haga efectos. Mercal por todos los conseguillos y sigue así. Muaks

    • Kiss After Running
      agosto 30, 2015

      Hola Jessica!
      Qué bien tenerte por aquí también. Después de leer tu comentario nada más puedo decir que eres una guerrera y quiero darte la enhorabuena.
      Mucho ánimo con tu reto personal y un abrazo enorme.
      Aquí me tienes.
      Gracias por tu comentario.

  • María
    agosto 26, 2015

    Genial el post 😉 yo la compré a principio de año pero no empecé hasta hace una semana. Me encanta hacer deporte pero algunas veces me puede la pereza (si tiene algún sentido jajaj) Lo dicho hace una semana empecé y lo que dices al ver los ejercicios dices “parece sencillito” y para nadaaaaaa!! Es tremendo como en el tercer ejercicio notas que se trabaja bastante, las agujetas al día siguiente fueron de campeonato. No me considero una “deportista total” pero si que me gusta mínimo 5 días a la semana alternar entre clases de spinnig y salir a correr pero me faltaba algo que me ayudara a definir un poquito mas y por eso la compré. Llevo sólo una semana pero noto que poco a poco la resistencia es mayor y aguanto mejor algunos ejercicios, del progreso pues ya iré viendo más adelante.
    Me parece una buena inversión y para complementar con cardio creo q está bastante bien.
    Esperaré ansiosa tu nueva entrada para ver que nos cuentas de tu experiencia BBG.
    Un besazo

    • Kiss After Running
      agosto 26, 2015

      Hola María. Bienvenida
      La verdad es que las agujetas con las que te quedas son mortales…Y eso que yo estaba “acostumbrada” al ejercicio.
      Pero los burpees y demás pueden conmigo 🙂
      Te animo a que sigas con ella si ves que te funciona y te gusta.
      Espero no defraudar en la próxima entrega sobre la BBG.
      Besos

  • miri
    agosto 26, 2015

    Bueno..pues me dejas con ganas de saber mas.
    Yo en septiembre quiero ponerme mas en serio a entrenar. Igual aprovecho esta guia para alternar con otros entrenos.

    • Kiss After Running
      agosto 26, 2015

      La verdad es que los ejercicios están bien y de verdad que te hará sudar la gota gorda 🙂
      Muchísimas gracias por tu comentario y espero “verte” para el próximo.
      saludos!

What do you think?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies